Protagonistas de cada primavera, los vestidos de alegre estampado floral tienen un poder elevado como pocos. A lo largo de la historia, han sido capaces de unir a celebrities, royals como Lady Di o Letizia y nunca faltan en el street style de las capitales de la moda internacionales. Asimismo, no hay año que no se incluyan en las propuestas de las pasarelas de las firmas más deseadas y, aunque cambien de forma y estampado, la esencia es siempre la misma.

El look perfecto de la primavera y el verano pasa siempre por un vestido de flores y unas sandalias, un combo sin complejidad que, sin embargo, resulta muy favorecedor. Toma nota de los vestidos de flores más apetecibles de la temporada y también de las fórmulas más atrevidas, que renuevan clásicos o que añaden componentes que casan con las tendencias de esta primavera-verano 2021:

La opción discreta:

El estampado de flores liberty (pequeñas y minimalistas) y la combinación de tonos como azul pastel y blanco, beige o rosa pastel da vida a la versión más romántica del vestido de flores y también a una de las más sencillas de combinar.

De manga larga y fluido

Las versiones de manga larga y hasta los pies son perfectas para acompañar tanto en la primavera como en las noches frescas del verano. Elígelos con detalles como frunces en la cintura, cinturones o volantes para lograr un aire diferente.

Efecto ‘patchwork’

Una de las grandes tendencias de la temporada sitúa la mirada en las mezclas de varios florales entre sí, de diferentes tamaños y nuevos tonos, pero siempre respetando la gama tonal.

Tintes optimistas (y muy sesenteros)

Las flores cambian su forma y se convierten en ilustraciones de marcado de carácter alegre y a todo color, sin duda una de las apuestas más atrevidas de la temporada que las nórdicas no han tardado en adoptar.

Para los eventos estivales

A pesar de que muchos vestidos de estampado floral tengan un marcado acento diurno, hay diferentes versiones en tejidos como seda o satén y que bajan hasta los pies que harán las delicias de aquellas que no quieran vestir de un tono liso en los eventos o bodas de verano.

De estilo camisero

El vestido camisero es, por antonomasia, el vestido del verano de 2021. Además de las opciones lisas y las de rayas verticales, los de flores prometen pisar fuerte los próximos meses del año.

Mini y de estética ochentera

Los vestidos de flores no tienen por qué ser siempre románticos y discretos, también pueden trasladarnos a los ochenta más atrevidos gracias a las mangas abullonadas y a un largo mini.

Con cuello bobo o de solapas

El detalle que lleva protagonizando las camisas y vestidos durante varias temporadas también encaja con los vestidos de flores, ya lo demostraron Diana de Gales y, más recientemente, Miu Miu.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*