Por eso es clave hacer una buena inversión en algunas prendas básicas que nos garantizan que van a ir con todo. Lo más importante es tener en cuenta la calidad de lo que compramos y no la cantidad. Acá te dejamos una lista de las diez prendas en las que sin duda vale la pena invertir.

UN BUEN JEAN:

Ni el IT, ni el que tiene puesto Cara Delevigne, simplemente el que va con todo. El que puedo usar de día con una remera básica o para una reunión con una camisa blanca y porque no … el que puedo usar de noche para salir.

REMERAS BÁSICAS:

De ser posible de los tres colores que no fallan: blanco, gris y negro. Y si podemos darnos el lujo de tener dos de cada una -ideal-. A la remera básica la usas con un jean y le sumas una camisola o abrigo arriba.

 

CAMISA BLANCA:

Con la camisa blanca pasa algo similar que con el vestido negro. Es una prenda con la que se pueden lograr muchas combinaciones con estilo porque queda bien prácticamente con toda prenda inferior. Podemos jugarnos con algo oversize, y sino quedarnos en la típica Slim fit o Regular fit.

 

VESTIDO NEGRO:

¡Infaltable! Sí o sí recomendamos tener uno o varios de distintas formas y telas. Porque vestidos negros hay diversos y de muchos largos. Es una prenda que forma parte del grupo de los clásicos desde hace muchos años y aún hoy sigue siendo una pieza única.

 

PANTALÓN NEGRO:

Los pantalones negros clásicos hacen juego con absolutamente todo lo que tenemos en el armario, o casi todo. Y hablamos del pantalón negro, no del jean negro. La tela del pantalón es importante, que sea de calidad lo va a hacer duradero y, por ende, va a mantener su forma original.

 

BLAZER:

Aunque el blazer se asocia directamente con algún evento elegante o con la oficina. Hoy se ha derribado el mito y podemos verlo combinado con diversos jeans, remeras básicas o de dibujos, con una falda lápiz o un short y unas botas bajas. El blazer tiene mil usos, por eso lo mejor es que sea lo más simple posible, sin botones llamativos, cierres o cadenas que puedan generar ruido visual.

 

CHAQUETA DE JEAN:

Al igual que la chaqueta de cuero, hay que saber identificar el tamaño y largo que nos gusta más. Puede tener unas lindas pinzas hechas atrás para marcar la caída o ser grande al estilo boyfriend. Hay de todo y para todos los gustos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*