Para este año tenemos un panorama polarizado: algunos se vestirán al ritmo de la sustentabilidad, las prendas básicas y re-utilizables. Mientras los opuestos optarán por todo lo extra, bien característico de los 80s, relacionado -a su vez- con el boom del videojuego, la tecnología y la nueva era digital. Esto se verá reflejado en la elección de géneros y colores a lo largo de todo el 2020.

CUERO FLEX l GÉNEROS DE MODA 2020

Géneros simples como el cuero flex -vegano o no- serán tendencia durante el 2020. Puede usarse todo el año, bajo cualquier temperatura, ya que es liviano y flexible.

DENIM, CROCHET Y TRANSPARENCIAS l GÉNEROS DE MODA 2020

Otros géneros como el denim y el crochet seguirán latentes gracias a la influencia que ejercieron los 70s sobre la moda en los últimos años. No es casual la presencia del denim, recuerden que el color Pantone del año es el azul clásico. En línea a este género, podremos vestir diversas terminaciones del mismo: tie-dye, roturas y desgastes, entre otras. Por otro lado, el crochet se transforma en uno muy artesanal, simplista y de punto bien abierto, será visto usualmente en tops y vestidos.

El revival del crochet tampoco es casual… el 2020 será un año en el que las redes -de todo tipo- serán protagonistas. Volveremos a ver medias de red, tanto de día, como de noche. El diferencial que acarrea esta tendencia es el del descubrimiento de la conexión entre la red y el tul. Incorporaremos tops, vestidos y pantalones de red, o micro-red, que generarán cierto efecto de transparencia… abriendo paso a otros géneros que permitan este mismo juego. Nos referimos al tul, micro-tul y el chiffon.

Con esta imponente vuelta de los 80s, también resurgen géneros como las lentejuelas, las plumas y el lamé.

 

COLORES PROTAGONISTAS DEL 2020

En relación a los colores, durante este 2020 también tendremos que lidiar con extremos. Se combinarán colores shocking como el turquesa, el fucsia, el violeta y el rojo. Incluso, encontraremos tonalidades de fucsias que fluctúan entre el violeta y el rojo, dando lugar a miles de variantes y, por ende, de combinaciones.

Los amarillos, naranjas y azules levantarán outfits de tonalidades básicas, sin convertirse necesariamente en protagonistas. Son tres colores que por más fuertes que sean, no desequilibrarán un look en tonalidades apagadas como en negro, gris o marrón.

Y, hablando de colores básicos… los blancos, marfiles y marrones van a tener más protagonismo que el tan adictivo negro. Incluso, los grises vuelven a formar parte de nuestros looks, invitándonos a dejar de lado la idea de que el negro es el único camino de salida.

 

Sobre COLORES: El acqua es el color ideal para un look monocromo o para combinar con cualquier otro color mencionado antes (con violeta o marrón puede quedar espectacular).

Sobre GÉNEROS: La textura fuzzy en sweaters y cárdigans va a ser furor el próximo invierno, y vas a poder encontrarla tanto en blanco, negro y marrón, como en colores más jugados como violetas, fucsias y turquesas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*