El cárdigan vive un verdadero boom varias temporadas seguidas. Muchos diseñadores presentan sus versiones de esta prenda de punto. Desde las rebecas clásicas de canalé fino hasta modelos maxi de punto grueso de ochos o grano de arroz. También podemos encontrar modelos renovados, elegantes y femeninos que serán perfectos para nuestros outfits más estilosos.

El cárdigan es perfecto para incluirlo en nuestros looks diarios tanto de estilo casual como para crear un outfit más arreglado y elegante. Es una prenda universal, atemporal y muy cómoda.

Es importante saber que existen diferentes largos y colores de esta prenda y podemos incluirlos en nuestros looks de forma estilosa.

 

El cárdigan largo es una chaqueta de punto con mangas largas y longitud hasta el muslo, a veces hasta la rodilla o incluso más largo. Con diferentes tipos de escote, con botones o cremallera y a veces con cinturón hecho del mismo material.

Una de las combinaciones más interesantes es la chaqueta de cachemira clásica y un vestido de seda o satén. Otra combinación bastante popular es el cárdigan largo y pantalones de corte ajustado. Por ejemplo, una combinación interesante y fresca puede ser: el cárdigan largo y pantalones cortos o cárdigan largo y el vestido mini.

Sugerencia: juega con contrastes. Pueden ser diferentes tipos de materiales (densos, gruesos/ligeros y livianos), colores contrastantes o, por ejemplo, diferentes largos de prendas (vestido mini/pantalones cortos y cárdigan largo).

Ahora hay una tendencia bastante popular: look en capas. Pero llevar una chaqueta encima del cárdigan solo puede ser en el caso de un contexto especifico: grunge o el glam rock. En cambio, llevar un cárdigan encima del otro puede ser una opción interesante. Por ejemplo, cárdigan corto en canalé fino y encima cárdigan largo de punto grueso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*