Marruecos, es la puerta de entrada a África del norte, un país con una diversidad fascinante el cual ofrece cordilleras épicas, ciudades antiguas, desiertos deslumbrantes y una cálida hospitalidad. La histórica ciudad marroquí de Marrakech atrae al viajero que busca una mezcla de experiencias sensoriales que podrás respirar y sentir desde el momento que pisas pie en esta fascinante ciudad. Es la mezcla perfecta para los viajeros que buscan el lujo sensual y la aventuras sin limites.

 

Fácilmente es una de las ciudades más bellas de África y ningún viaje al norte de África está completo sin visitar Marrakech.  Esta ciudad, de más de 1000 años es el hogar de una medina de color rosa próspera.  En la cual tendrás que perderte para realmente vivir la experiencia mas auténtica y caóticamente linda de Marrakech. Acá podrás sumergirte en un torbellino cultural donde encontrarás fascinantes palacios escondidos, lujosos hammans, muchas calles pequeñas y estrechas que te llevarán a descubrir un laberinto de pintorescas tiendas locales con muchas artesanías locales que no te resistirás en comprar. Desde sus fascinantes lámparas, sus hermosas alfombras con texturas y colores fascinantes, artesanías hechas a mano, una increíble variedad de productos hechos del famoso árbol de Argán, que solo encuentras en Marruecos. Cada tienda dentro de la medina te robará el corazón que, te aseguro que vas a querer comprar otra maleta para llevarte artesanías que te recuerden este fascinante destino. La medina es donde los locales vienen a comprar los ingredientes necesarios para sus comidas y donde los turistas vienen para descubrir una mezcla de nuevos sabores, olores, colores y texturas. Si te pones a charlar con los dueños de las tiendas de la medina es muy probable que te inviten a tomar té con ellos. Esta es una de las tradiciones en todo Marruecos y es una obra de arte ver como éste lo sirven. Probablemente te gustará tanto que seguramente querrás aprender como prepararlo y servirlo en casa. En la ciudad de Marrakech descubrirás unas de las arquitecturas más atractivas y maravillosas que encontrarás en cualquier parte del mundo. Esta es famosa por sus hermosos riads (casas de huéspedes a menudo convertidas en hogares familiares) la cual encontrarás increíbles pequeños riads boutique alrededor de toda la ciudad. Pero hay un riad en particular ubicado en el corazón del distrito más hermoso de la medina, salpicado de tiendas de antigüedades y el Palacio Dar El Bacha, una de las propiedades mas lindas que he visitado: Riad de Tarabel.

 

Una antigua mansión de estilo colonial, que combina armonía y elegancia en patios arbolados, terrazas bañadas de luz, salones abiertos y rincones cómodos, en una decoración original que combina sutiles vestigios de la arquitectura árabe con el estilo del segundo imperio francés.

 

Es una casa de epicúreos y conocedores, envuelta en discreción y refinamiento que brinda lujo con toda su majestuosidad. Descubrir Riad de Tarabel es una invitación a viajar, cada habitación es un pasaporte proustiano para épocas pasadas: fotos antiguas, grabados, muebles familiares, aves del paraíso, antigüedades de todo el mundo, todos llevan a los huéspedes a un sueño exquisito y una ociosidad deliciosa, a la edad de oro de La Ciudad Ocre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*