JW Marriott, parte del portafolio de Marriott Bonvoy con más de 30 destacadas marcas hoteleras, anunció hoy la apertura del primer hotel de lujo de Marriott International en St. Maarten: JW Marriott St. Maarten Beach Resort & Spa. Ubicado en un paraíso tropical que irradia encanto multicultural, JW Marriott St. Maarten Beach Resort & Spa representa la ética consciente de la marca, ofreciendo a los viajeros un enriquecedor retiro caribeño que nutre la mente, el cuerpo y el espíritu.

«JW Marriott St. Maarten Beach Resort & Spa marca nuestro debut en este impresionante rincón del Caribe, destacando no solo nuestro increíble crecimiento en la región, sino también fortaleciendo nuestra presencia global», dijo Bruce Rohr, Vicepresidente y Líder Global de la Marca, JW Marriott. «JW Marriott está comprometido a establecerse en destinos premier alrededor del mundo, y esta propiedad fusiona de manera perfecta los principios de bienestar de JW Marriott y las comodidades de lujo, con complementos locales y un cálido toque tropical. Estamos listos para reinventar el panorama de la hospitalidad en St. Maarten y ansiamos dar la bienvenida a los huéspedes a nuestra joya más nueva».

Al llegar a JW Marriott St. Maarten Beach Resort & Spa, los huéspedes son recibidos por una majestuosa torre de dos pisos revestida de piedra, coronada con una cúpula de acero que rinde homenaje a la rica herencia arquitectónica neerlandesa de la isla. En el interior, la propiedad se extiende en una serie de espacios acogedores, comenzando por un vestíbulo con una biblioteca y el elegante JW Bar. La propiedad cuenta con espacios versátiles para eventos, un práctico JW Market y una escuela culinaria donde los huéspedes pueden participar en una variedad de experiencias enriquecedoras durante su estancia. Sumándose al atractivo de la propiedad se encuentra un jardín interior, que ofrece a los huéspedes un espacio tranquilo para momentos de reflexión.

JW Marriott St. Maarten Beach Resort & Spa cuenta con 200 habitaciones y suites que combinan el estilo moderno y la elegancia costera, ofreciendo impresionantes vistas al mar y de St. Barths en lo lejos. Diseñadas por Cauhaus Design, las amplias habitaciones proporcionan una cálida atmósfera impregnada de tonos ricos, acabados de madera natural, detalles de azulejos artesanales e iluminación natural.   Obras de arte realzan las habitaciones y suites, rindiendo homenaje a la historia de la isla y respetando la artesanía.

El hotel también cuenta con cuatro restaurantes exclusivos. Liguria es una vibrante celebración del sol y el mar, inspirado en el Mediterráneo costero con un menú que enfatiza los sabores regionales, incluyendo verduras frescas, mariscos, cítricos, granos y hierbas. Albahaca, tomates uva y tomates cherry del JW Garden se incorporan en elementos populares del menú, como la Focaccia horneada en casa por el chef pastelero. Complementando esta experiencia mediterránea, la carta de vinos incluye rosados franceses y tintos italianos, así como propuestas más únicas de Grecia, España y otras regiones costeras. Carambola representa la escena relajada de desayuno, almuerzo y cena conocida localmente como «alta cocina en chanclas», utilizando ingredientes frescos del JW Garden, como perejil rizado, utilizado en la característica tabbouleh, y bok choy que se utiliza para hacer kimchi casero en Carambola.

El Lobby Bar es el epicentro de la experiencia gastronómica moderna, con mixólogos creativos preparando bebidas exclusivas para el bar, En la piscina, los huéspedes pueden encontrar Breeze el cual ofrece vistas despejadas del Océano Atlántico al este y el Mar Caribe al oeste. El menú presenta nuevas versiones de elementos familiares, así como cócteles artesanales y bebidas que cuentan con guarniciones del JW Garden.

Además de la Sala de Fitness totalmente equipada, los huéspedes descubrirán 16 tratamientos relajantes en el Hibiscus Spa. Los expertos ofrecen un menú indulgente de terapias que incorporan frutas y flores locales, cada una diseñada para renovar el cuerpo y la mente.

Los espacios para eventos se extienden a 30,000 pies cuadrados de espacio interior y exterior y se pueden organizar de innumerables maneras para albergar conferencias, reuniones de trabajo, eventos sociales, lanzamientos de productos y más. El hotel cuenta con 10,000 pies cuadrados de espacio flexible para funciones y eventos en interiores, que incluyen el Salón Soualiga y cuatro espacios funcionales. Desde hermosas áreas con césped, como el JW Garden y la terraza de la piscina, los alrededores y las vistas al mar destacan por servicios personalizables que incluyen catering, audiovisuales, diseño de eventos y servicios de conserjería.

Ubicado a solo 30 minutos en coche del Aeropuerto Princess Juliana, el resort es fácilmente accesible por vuelos comerciales, privados, chárter o crucero de lujo boutique. St. Maarten es conocido como la capital náutica del Caribe y sirve como un hub ideal para visitar las islas cercanas, ya que su ubicación geográfica facilita los viajes intercaribeños.

«JW Marriott ofrece a los huéspedes un legado de hospitalidad de lujo combinado con principios de plenitud que son fundamentales para el viajero de hoy», dijo Todd Reichelt, Gerente General de JW Marriott St. Maarten Beach Resort & Spa. «Ubicado en la mundialmente famosa Dawn Beach, nuestro resort es un refugio tranquilo y una escapada a la isla en este destino históricamente enriquecido. Esperamos dar la bienvenida y brindar a nuestros huéspedes una experiencia verdaderamente memorable y holística».

Para obtener más información o realizar una reserva, visite JW Marriott St. Maarten Beach Resort & Spa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*