El estrés durante este tiempo de aislamiento por coronavirus puede manifestarse en las personas mediante síntomas como: llanto por cualquier motivo, dificultad para dormir o insomnio, pérdida o aumento de apetito, dificultad para concentrarse, ideas de hacerse daño o de quitarse la vida, pérdida en el interés de realizar sus actividades diarias, aislamiento, cambios en la conducta en general. Si alguien presenta estos síntomas significa que está atravesando un período difícil de manejar por si mismo y pudiera necesitar ayuda de profesionales en salud mental.

 

 

Las personas que pueden tener un impacto más fuerte al estrés durante la cuarentena son los adultos mayores, las personas con enfermedades crónicas que corren mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19, los niños y adolescentes y personas con enfermedades mentales preexistentes, expresó la Doctora Alexandra Araujo, médico psiquiatra del Hospital Paitilla.

 

En cuanto a los adultos mayores, un grupo de alto riesgo de fatalidad y a la vez altamente afectado por el aislamiento, se les puede apoyar a superar estos cambios durante la cuarentena al escucharlos y permitirles se expresen libremente, observar cambios en su conducta o alteraciones en el sueño que puedan requerir evaluación. Durante el aislamiento ellos necesitan buscar métodos de distracción como tejer, realizar actividades que disminuyan el deterioro cognitivo como sopa de letras.

 

Los niños y adolescentes también están experimentando cambios, por ejemplo, los módulos escolares, no poder salir, no poder ver a sus compañeros y familiares. Para ayudarlos a sobrellevar estos cambios es importante permitirles la expresión de las emociones durante el proceso de adaptación, responder sus preguntas y acercarnos de forma empática a ellos. Establecer una rutina en casa con actividades físicas y didácticas que permitan que estos cambios sean aceptados de forma positiva.

 

Durante este aislamiento los pacientes de salud mental también son vulnerables. Pueden llegar a requerir traslado y evaluación en un centro hospitalario al presentar agitación psicomotora, cuadros de psicosis o la ideación y/o intentos suicidas, explicó la Dra. Alexandra Araujo, médico psiquiatra del Hospital Paitilla.

 

En casa es importante que los cuidadores conozcan el diagnóstico del paciente de salud mental y se informen sobre las señales de inicio de crisis que amerite evaluación en un centro hospitalario. Ante una crisis es importante mantener la calma, proteger al paciente y a terceros, y solicitar apoyo.

 

En estos momentos de mucha incertidumbre y estrés, para que los pacientes de salud mental no pierdan la estabilidad que han mantenido gracias a medicamentos y/o terapia, es importante que sigan el tratamiento ordenado por su médico tratante, eviten la sobreinformación, mantengan una comunicación con sus familiares y tengan buenas prácticas de higiene del sueño.

 

A toda la población en general se le recomienda, para se le recomienda en este tiempo, implementar buenas prácticas de higiene de sueño, mantener la calma, recordar que el aislamiento por el coronavirus es temporal, vivir un día a la vez, reconocer y expresar sus emociones, y elaborar un plan de actividades, pero sin planear los resultados, manteniendo baja la expectativa y alta la aceptación, detalló la Doctora Alexandra Araujo, médico psiquiatra del Hospital Paitilla.

 

Practicar una buena higiene de sueño significa respetar las horas de sueño recomendadas, evitar el uso excesivo de dispositivos electrónicos antes de acostarse, evitar consumo de bebidas con alto contenido de cafeína, alcohol u otras sustancias. Dormir de forma saludable es fundamental para mantener el bienestar físico, mental y emocional.

Todos pueden ayudar a prevenir la depresión o ansiedad, al seguir una dieta óptima, rica en frutas y verduras, mantener una buena higiene del sueño, realizar actividades físicas, adoptar técnicas de relajación, como el uso de la respiración, meditación, y expresión emocional. El yoga y la meditación son herramientas que nos permiten relajarnos y enfocarnos en el presente lo que contribuye a la disminución de síntomas de ansiedad. Los remedios naturales son altamente utilizados por la población como alternativa para relajarse e incluso dormir. Sin embargo, es recomendable consultar con un médico especialista antes de considerar su uso, concluyó la doctora.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*