La piel masculina tiene características propias. Grosso modo, podemos decir que, aunque es más resistente, sufre más agresiones y que, con el doble de grasa que la femenina, paradójicamente sufre más deshidratación y el PH es más ácido.

Solo por esto, su limpieza ya ha de ser diferente (más profunda) y conviene atender a las irritaciones que provoca el afeitado diario.

Por esto y algo más, la cosmética masculina se formula con ciertas particularidades. Tanto cremas como geles, fluidos y sueros deben contener agentes y fórmulas distintas a los de las líneas femeninas.

 

5 diferencias de la piel masculina:

  1. MÁS FRÁGIL:No es más delicada per se, sino que se fragiliza por culpa de la agresión del afeitado diario. Necesita reparar esos daños
  2. MÁS GRUESA:Su epidermis es más gruesa. Se regula principalmente por la hormona conocida como testosterona

Esta hormona influye en que la estructura y grosor de la piel, hasta un 15-20% más gruesa, sean distintas a la de la mujer

  1. MÁS ROBUSTA:La piel del hombre contiene más fibras de colágeno y tiene un aspecto más firme y robusto. El colágeno es la mayor reserva de humedad de la piel, y le aporta su elasticidad y firmeza.
  2. ARRUGAS TARDÍAS:Entre los 30 y 50 años pierde mucha firmeza. Tarda más en envejecer, pero cuando lo hace, es de forma más dramática Por ello, su batalla contra las arrugas no es tanto atacarlas como prevenirlas desde joven
  3. MÁS GRASA:A causa de la testosterona, las glándulas sebáceas segregan mucha más grasa y, por ello, los hombres jóvenes tienen mayor propensión que las mujeres jóvenes a tener acné o imperfecciones en su piel.

También tienen que tener cuidado para evitar los vellos enquistados.

Por ello, los hombres deben utilizar cremas específicas para ellos:

  • Con fórmulas y texturas específicas, más ligeras
  • Ligeras pero capaces de penetrar el mayor grosor
  • Con un PH que equilibre su acidez y activos que aporten calma a su rostro, agredido constantemente por el afeitado

En conclusión: no le sirven las cremas de mujer.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*