Muchas veces no sabemos por qué el perfume cambia de olor o color o por qué ya no nos dura en la piel igual que antes y es que el perfume requiere de algunos cuidados para poder mantener su aroma.

La recomendación número uno para conservar los aromas es mantenerlos alejados del calor y la luz directos, puesto que ambos alteran su aroma. En internet existen muchas teorías sobre conservar el perfume en la nevera pero según la Fragrance Foundation, sólo las colonias se pueden guardar en la nevera por su alto contenido de alcohol y bajo nivel de aceites esenciales. En el caso de los perfumes, las temperaturas extremas pueden degradar los aceites esenciales y las sustancias químicas de cualquier fragancia.

 

 

Dicho esto, guardar el perfume en el baño o directamente expuesto a la luz solar es una mala idea, trata de mantenerlo en un lugar fresco y oscuro, si no encuentras un lugar con poca luz deberás mantenerlos en su caja o comprar una caja para guardar tus perfumes sin que les pegue la luz del sol.

La recomendación número dos, es mantener el perfume bien cerrado para impedir la penetración del aire y de la humedad en el frasco.

No agites la botella del perfume, Otro hábito poco recomendado es llevar el perfume en el bolso, ya que tanto el movimiento como la temperatura que adquirirá también modifica su composición y, por tanto, reduce la duración de la fragancia.

Estas son algunas de las recomendaciones de Tarek Saker, experto en perfumería de Victoria’s Secret Panamá.

 

 

DEBUT  TE RECOMINEDA :

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*