Pero cuando en una misma semana hay dos fechas marcadas en rojo, la cosa cambia. Y parece que los astros se han alineado en este diciembre que acaba de empezar porque, si juegas bien tus cartas, puedes disfrutar de hasta nueve días seguidos para recargar las pilas y afrontar lo que queda de año con una actitud bien distinta.

Eso sí, la rutina de belleza nunca se coge vacaciones y debemos adaptarla a las necesidades que la piel tendrá en el destino elegido. Estos son los cosméticos para hombre que no pueden faltar en tu neceser según dónde vayas a irte de puente.

 

3 cosméticos para hombre que debes llevarte de viaje, según el destino

  1. Turismo urbano

Si has decidido visitar una ciudad durante la temporada fría, no olvides meter en la maleta una buena crema de tratamiento que, además de hidratar, proteja la piel de los altos niveles de contaminación urbana. Porque la polución es una de las grandes enemigas de la juventud y las partículas nocivas que flotan en el ambiente se van depositando de manera imperceptible pero constante en la superficie cutánea.

 

Como nos comenta Pedro Catalá, doctor en Farmacia y fundador de Twelve Beauty, “la comunidad científica ha identificado dos tipos de partículas: las más grandes, que podemos ver fácilmente, como el humo o el polvo, y las microscópicas, llamadas hidrocarburos poliaromáticos (PAHs), que derivan en su mayoría de la quema de combustible y que, debido a su naturaleza lipídica, son capaces de penetrar la barrera cutánea, por lo que son las más perjudiciales para la piel”.

 

  1. Una semana en la nieve

Palilleros, snowboarders, telemarkeros, trineoadictos… Esto les concierne a todos, sea cual sea la disciplina que practiques. Si no quieres parecer mapaches cuando te quites las gafas de esquí, es esencial que te protejas del sol antes de subir al telesilla.  La razón es que, en la cima de la montaña, la radiación ultravioleta incide de manera más directa que a ras de suelo, siendo incluso más dañina que a nivel de mar. De hecho, por cada 300 metros de ascensión, aumenta entre un 4 y un 5 %. Además, la nieve crea un peligroso efecto espejo que puede llegar a reflejar hasta el 85 % de los rayos UVA/B.

Por eso, tu mejor aliado será un protector solar de alta protección que sea resistente al agua y al sudor para evitar que el producto resbale y se te meta en los ojos en el momento más inoportuno.

 

  1. Escapada rural

Una casita perdida en medio de la naturaleza es una opción inmejorable para desconectar de todo y de todos. Te despiertas por la mañana, abres la ventana e inspiras una revitalizante bocanada de aire limpio, fresco y puro. El problema es que, en cuanto te descuidas, el viento frío y las bajas temperaturas pueden resecarte la piel, debilitando la función de barrera y acelerando la aparición de rojeces, tirantez y descamación.

Evítalo con una fórmula que aporte hidratación, pero que también nutra la piel en profundidad. Nuestra recomendación: elige aquellas con una textura más rica y densa que tu crema de tratamiento habitual y que incluya activos regeneradores y calmantes.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*