Vestidos de fiesta que podrás ponerte de lunes a viernes

La Navidad ha llegado a las colecciones de las firmas de moda; y sí, sabemos que estás pensando que hasta hace unas semanas seguíamos viendo trapitos estivales en nuestras marcas de referencia. Pero, atención porque las citas de fiesta se nos echan encima y este 2018 tu look navideño tendrá una doble vida.

Y aunque la línea festiva sigue siendo la más colorida y chispeante, parecer una 'burbujita de champán' ya no es lo más aburrido. Si quieres ser la invitada más cool tendrás que pasar los tonos navideños, el brillo exagerado, y las lentejuelas. Recuerda, ahora la sofisticación es la clave de los vestidos para estas fiestas.

En este punto podemos entender sofisticación como la forma útil de dar una nueva vida a tus vestidos de fiesta. Más bien optar por hacer una compra con inteligencia, es decir, aplicar a tus nuevas adquisiciones la misma teoría que a la de tus básicos: invertir solo en aquellas piezas que vas a poder reutilizar.

¿Cómo? Porque, aunque no te lo creas, este año los vestidos sin ningún tipo de detalle ni strass te aseguran continuidad en tu armario, y podrás transformar tu outfit de Noche Vieja en un working look con tan solo un gesto: cambiar tus tacones por un zapato plano o deportivos.

Estos looks sobrevivirán a tus próximas citas festivas

  • Vestido transparencias, de Massimo Dutti. En negro, con transparencias, con escote 'v' y abotonado. Hermoso y muy versátil para cada ocasión.
  • Vestido denim, de Zara. De estilo camisero perfecto para reutilizarlo como working look. Con tacones o zapatillas... Es perfecto.
  • Vestido fiesta, de Bershka. En verde, con botones y escote en 'v'. Perfecto para la comida de Navidad y para ir de shopping. Puedes encontrar de muchos colores. Elige el de tu preferencia.
  • Vestido de punto, de Stradivarius. De cuello cisne, ajustado y abertura XL lateral. Perfecto para darle a tu look, un toque atrevido.
  • Vestido de raso, de Mango. Diseño satinado en rosa pastel perfecto para una cita de noche y de día. Acompáñalo con tacones o sandalias altas y lucirás radiante.