¿Qué es un Community Manager? Y sus funciones

¿Qué es un Community Manager? ¿Cuáles son sus funciones? Empresas de todos los tamaños empiezan a darse cuenta de la necesidad de contar con un profesional encargado de gestionar su marca en Internet. El Community Manager es el profesional responsable de construir, gestionar y administrar la comunidad online alrededor de una marca en Internet, creando y manteniendo relaciones estables y duraderas con sus clientes, sus fans y, en general, cualquier usuario interesado en la marca.

¿Cualquier usuario de Internet está preparado para realizar las funciones de un Community Manager? En realidad no: la gestión de una marca en Internet exige poseer un conjunto de habilidades, técnicas y destrezas que es necesario trabajar y que puedes adquirir por tu cuenta o acelerar ese proceso realizando algún programa de formación para community managers.

 

 

PRINCIPALES FUNCIONES

 

La principal función que desarrolla este profesional es la creación de contenido atractivo y de calidad. Por lo general, el Community Manager no se limita a crear y redactar contenido sólo para las redes sociales, este profesional también suele encargarse de gestionar el blog corporativo de la empresa. Además, el experto en redes sociales debe decidir cuál es la mejor hora para publicar el contenido. Para ello dispone de herramientas que le indican cuál es el momento del día (y cuál es el día de la semana) en el que el contenido va a tener mayor aceptación. También cuenta con herramientas para programar la publicación del contenido.

 

También tiene que monitorizar todas las publicaciones y novedades de su sector. El Community Manager acaba convirtiéndose en los ojos de la empresa en Internet.

¿CÓMO DEBERÍA SER EL COMMUNITY MANAGER PERFECTO?

 

Una buena capacidad comunicativa es crítica en el experto de las redes sociales. Dado que su principal función consiste en gestionar una comunidad online implicando a los usuarios si no posee unas buenas dotes de comunicación online va a tener poco que hacer. La segunda característica clave de este profesional es la empatía. Las redes sociales tiene que llevarlas un perfil empático, que sepa ponerse en la piel de los demás, y  siempre implicado en encontrar la mejor solución a las necesidades y los problemas de sus fans.

La moderación es otra de las características en la que las empresas se fijarán cuando quieran contratar a un Community Manager. Un perfil irascible e impulsivo puede hacer mucho daño a la marca ante las críticas de los usuarios. Jamás se debe intensificar el conflicto: el Community Manager es un trabajador más de la empresa que debe perseguir la solución de los problemas de los clientes. También se valora la dedicación total al proyecto. El Community Manager debe estar preparado para gestionar cualquier tipo de amenaza independientemente del momento del día. Aquí quizás viene la parte más dura de la profesión: un Community Manager jamás debería desconectarse completamente del trabajo.

 

Y, para terminar, el experto en las redes sociales tiene que sentir auténtica pasión por la marca y sus productos.