¿Qué es la Microdermoabrasión?

La microdermoabrasión es un procedimiento creado en Europa cuyo objetivo es rejuvenecer la piel eliminando la piel vieja y estimulando el crecimiento de piel nueva. Técnicamente consiste en un raspado leve sobre las capas más superficiales de la piel eliminando las células muertas, limpiándola a niveles más profundos y estimulando la producción de colágeno de este modo se consigue que se regenere, resultando una piel más suave, elástica, luminosa y saludable.

Es una técnica que no es exclusiva de las mujeres, también los hombres se están acercando a las clínicas para llevarla a cabo ya que es ideal para mantener la piel joven, suave y limpia. Se obtienen resultados similares a los peeling, pero de una manera menos agresiva, permitiendo retornar a las actividades habituales de manera inmediata.

 

Se realiza con un pequeño instrumento destinado a recuperar la belleza del rostro mediante la exfoliación, con este fin expele micro-cristales de óxido de aluminio y al unísono aspira las células muertas. La intensidad del tratamiento variará en función de la necesidad de cada piel.

Dentro de las ventajas y usos de la microdermoabrasión están:

  • Es indolora y no se necesita tiempo de recuperación
  • Aumenta la circulación de los capilares sanguíneos consiguiendo una piel más nutrida y oxigenada y por tanto más sana.
  • Reduce los efectos del envejecimiento de la piel por exceso de exposición al sol.
  • Mejora el tono y la suavidad en pieles deshidratadas o grasas.
  • En combinación con determinados peelings mejora las estrías.
  • Atenúa los efectos del envejecimiento de la piel de rostro, escote y manos.
  • Mejora las líneas de expresión y las arrugas finas.
  • Reduce las manchas de la piel.
  • Elimina los puntos blancos y negros.
  • Mejora las cicatrices por acné.
  • Cierra los poros.

Los últimos estudios científicos sobre los beneficios de la microdermoabrasión describen las ventajas de su uso y confirmaron su eficacia donde se comprueba que no sólo aumenta los precursores del colágeno, sino también otros elementos asociados con la regeneración celular. Algunos ejemplos son los péptidos antimicrobianos (fundamentales contra las infecciones), la citoqueratina 16 (un cicatrizante natural de las capas superficiales de la piel) y las metaloproteinasas de la matriz (neutralizan las enzimas dañinas para la dermis).

Se deben realizar varias sesiones cuyo número, así como su duración, variará en función de los problemas que tenga la piel pero por lo general se necesitan al menos cinco sesiones para tener un efecto duradero. Digamos que la media ronda entre 5 y 10 sesiones, de unos 15 a 45 minutos, en un promedio de una a dos semanas para dejar que la dermis se regenere.

 

Algo que será notorio nada más terminada la sesión de microdermoabrasión es la luminosidad y gran tersura de la dermis obteniendo una sensación de piel más lisa y saludable.

 

No dudes en animarte a probar la microdermoabrasión y si tienes dudas se te recomienda que consultes con tu dermatólogo y las aclares ya que este procedimiento debe realizarse por un profesional que asesore y realice el tratamiento con responsabilidad y conocimiento de dicha técnica.

 

Dra. Maryorie K. Bernal Fernández

 

Dermatóloga