Hábitos que nos hacen lucir una piel envejecida

Envejecer es inevitable, pero siempre existe la manera de verse joven y no aparentar la edad que se tiene. Los hábitos que uno lleva a lo largo de la vida si no son adecuados nos pueden llevar a un abismo de múltiples signos de envejecimiento y si no se toman cartas en el asunto estos hábitos comenzaran a cobrar factura. Dentro de estos están:

  • FALTA DE SUEÑO: El no dormir adecuadamente 8 horas diarias provocará que aparezcan las bolsas debajo de los ojos, párpados cansados y caídos y esto a la larga, nos hace parecer menos saludables. Disfrutar de un sueño tranquilo y reparador hace que nos levantemos por la mañana descansados y con un aspecto radiante. Algunos tips para lograrlo son: 

- Procurar que la cena sea liviana y por lo menos dos horas antes de ir a dormir.

- Apagar computadora y celular dos horas antes de acostarte.

- Un buen baño con agua tibia.

- Tomar una infusión de té de tilo o manzanilla.

- Lee un libro y permitir que el sueño vaya llegando poco a poco.

- Dormir boca arriba o utilizar una funda de almohada de satín para minimizar la fricción, son dos opciones para evitar lesiones y arrugas.

  • POCA HIDRATACIÓN: La buena hidratación es la clave para tener una piel de aspecto más joven e hidratada. La deshidratación en la piel puede causar sequedad, tirantez, descamación dando un aspecto envejecida con aparición de arrugas. Así pues, es muy importante beber entre 6 y 8 vasos diarios de agua y aplicarse cremas hidratantes, nuestra piel nos lo agradecerá.
  • NO PROTEGERSE DEL SOL: tomar el sol con cuidado y en determinadas horas del día (antes de las 10am y después de las 4pm) nos permite obtener vitamina D, esencial para nuestra salud pero, en ocasiones, nos excedemos. Es muy recomendable la aplicación de protector o filtro solar 30min antes de la exposición solar.
  • SEDENTARISMO: Muchos estudios muestran que hacer ejercicio regularmente previene enfermedades relacionadas con la edad y prolonga la vida útil. Además, también está comprobado que ayuda a controlar la presión arterial, mejorar el estado de ánimo y nos mantiene fuertes y flexibles a medida que envejecemos. Por eso es importante la recomendación de los 30 minutos de actividad física diaria todos los días.
  • DIETA NO SALUDABLE: Los  hábitos alimenticios que se tienen están determinados por factores económicos, sociales, emocionales, religiosos y hasta psicológicos. Sin embargo, su efecto sobre el cuerpo y belleza es significativo. Un peso corporal saludable te mantendrá joven y sano. Perder y recuperar peso te envejece mediante el aumento de un riesgo de enfermedades cardíacas y diabetes. La "comida chatarra" y los carbohidratos inyectan al cuerpo niveles poco saludables de sodio, grasa y colesterol en el sistema; el consumo de azúcar en exceso daña el colágeno y la elastina de la piel. Todo esto aumenta el proceso de envejecimiento y la probabilidad de  obesidad
  • HABITOS TÓXICOS: existe una clara relación entre el tabaquismo y el exceso de alcohol con la longevidad, entre más rápido puedas dejarlos, estarás añadiendo más años a tu vida. La American Heart Association recomienda que los hombres se limiten a tomar una o dos bebidas al día y una bebida al día para las mujeres (12oz de cerveza o 4 onzas de vino).
  • FROTAR LOS OJOS: Al frotarlos, el colágeno y la elasticidad en esa zona se pierde y produce arrugas y capilares rotos.
  • ESTRÉS: Experimentar más de dos eventos con índices de estrés alto en un año incrementa los riesgos de padecer muchas enfermedades incluso el riesgo de morir. La Clínica Mayo, recomienda el uso de las "cuatro A´s" para relajarse: Alejarse de la fuente que causa el estrés, alterar su reacción a ella, aceptar las cosas como son y adaptar cambiando las expectativas. El estrés constante en el tiempo hace que perdamos por completo nuestra calidad de vida. Poco a poco somos incapaces de disfrutar de cosas elementales como la compañía de los nuestros, de esos pequeños instantes donde se inscribe la verdadera felicidad. La ilusión, el perdonar, el aprendizaje y los estímulos enriquecedores nos mantienen jóvenes y vitales.

 

CUIDA TU SALUD, LLEVA UNA VIDA PLENA Y DE CALIDAD Y PARA EL CUIDADO DE TU PIEL CONSULTA Y CONFÍA EN TU DERMATOLOGO.

 

Dra. Maryorie K. Bernal Fernández

 

Dermatóloga