“Ejercítate para la intimidad”

Para mejorar el rendimiento sexual en la cama es necesario tener una buena condición física. No se trata de que te metas en el gimnasio solo para obtener el cuerpo perfecto, sino de ejercitarte con la meta fija de mejora cada día en tu vida sexual.

Hacer ejercicios puede ayudarnos a sentirnos bien, aumentar nuestra autoestima, mejorar nuestra seguridad, perfeccionar nuestro rendimiento, flexibilidad y fuerza, para así lograr las mejores acrobacias sexuales para disfrutar realmente del sexo.

 El sexo no es como ir a las olimpiadas, en donde tenemos que entrenar para ganar el primer lugar o como una carrera de caballos para llegar rápido a la meta, lo que, sí puedo afirmar, es que el sexo sí es una actividad intensa que requiere de condiciones.

Podemos empezar incorporando ejercicios básicos como los AERÓBICOS, CAMINAR, CORRER, NADAR, ZUMBA O CLASES DE BAILES, ya que está comprobado que las personas que realizan por lo menos 30 minutos de tres a cuatro veces a la semana, experimentan un aumento en el vigor sexual, también ayuda a que bajes algunas libritas porque estarás trabajando todo tu sistema cardiovascular y mejorarás tu imagen.

Los ejercicios de fuerza y flexibilidad también son recomendados en la rutina diaria. El entrenamiento con pesas ayuda a fortalecer los músculos, de manera que se pueda sostener el propio cuerpo y por supuesto al momento de la relación sexual con tu pareja tendrás fuerza para sostenerlo (a) o moverlo(a). Los ejercicios de flexibilidad muscular recomendado son: YOGA o PILATES, ya que trabajan la respiración, la fuerza y contracción muscular, que son tan importantes para realizar posiciones sexuales con mucha facilidad y evitar calambres.

Es importante tanto para la mujer como para el hombre ejercitarse, ya que nuestro cuerpo libera una serie de ENDORFINAS que nos hacen sentirnos más activo, aumentan nuestra energía y nos ayuda a combartir la falta de apetito sexual, la depresión y el estrés. 

La mayoría de las veces es un poco difícil alcanzar el éxtasis con la pareja o en algunos casos, suele llegar muy rápido, sin disfrutar plenamente del trayecto. Existen unos ejercicios especiales que nos pueden ayudar a alcanzar la cumbre de placer sexual, una y otra vez, estos son los EJERCICIOS KEGEL.

¿Qué son los ejercicios Kegel?

Son ejercicios para fortalecer los músculos pubocoxígeos. Al incorporar estos ejercicios en tu rutina diaria, puedes mejorar tu vida sexual y evitar los problemas del piso pélvico, tales como la incontinencia urinaria e intestinal. La parte más importante es aprender a aislar los músculos de Kegel y comprometerte a realizar los ejercicios frecuentemente.

¿Consecuencias de la falta de ejercicio Kegel?

Los músculos pubicoxígeos pueden con el tiempo debilitarse a causa los partos, la disminución de los niveles de estrógenos durante y después de la menopausia y el aumento en la presión de los músculos al correr o toser, escape de orina la reírse y desprendimiento de la vejiga.

¿Cuál es la importancia de hacer los ejercicios Kegel?

Te ayudará a tener mayor control sobre el área pélvica, mantener tus paredes vaginales tonificada, lograrás a prolongar tus orgasmos y aportarle más sensaciones al hombre durante la penetración.

¿Cómo hacer los ejercicios Kegel?

Es importante que primero localices tus músculos PC. La mejor manera es reteniendo el orine por 5 segundos, lo que sientes en tu interior que no deja salir el orine, esos son tus músculos PC.

 Para realizar los ejercicios debes seguir los siguientes pasos:

Paso 1: Aprieta el musculo y aflójalo lo más rápido que puedas.

Paso 2: Aprieta el musculo, mantenlo apretado por dos o tres segundos y luego relájate.

Cada vez que hagas este ejercicio debes apretar tus músculos abdominales, tus muslos y tus caderas, si sientes algo de cansancio trata de descansar durante unos minutos y luego continua.

“TRATA DE HACER CADA EJERCICIO AL MENOS 100 VECES DIARIAS”

Entonces mi ricuras sabrosuras…¡A mover todo el esqueleto! Ponte en FORMA SEXUAL…

Músculos Kegel! fueron descritos por primera vez en 1.948 por el doctor Arnold Kegel, un ginecólogo que inventó una serie de ejercicios como un tratamiento no quirúrgico para la relajación de los genitales.

PC: Músculos pubocoxígeos o pélvicos.

 

Por:

Brigit Casis

@brigitpty