¿Caída del cabello? 5 Consejos para cuidar tu cabello y controlar su caída

Sigue una dieta equilibrada y variada

La alimentación es muy importante para tener un cabello sano. Los alimentos imprescindibles para incluir en tu dieta si quieres lucir una melena sana y abundante son: vitamina C del kiwi, el brócoli, la papaya y la grosella; vitamina D3 que encontramos en huevos, salmón o leche de soja; el zinc que está en el chocolate, las espinacas, la carne de cordero o el germen de trigo; vitamina E que está en aguacate, aceites vegetales y frutos secos y el Omega 3 de los pescados azules.

 

Cuídate el cabello con los productos adecuados

Utiliza champús, cremas suavizantes y mascarillas adecuadas a las necesidades de tu cabello. No te fíes de las recomendaciones de tus amigas, busca los productos más adecuados si tu cabello está coloreado, si es graso, tiene caspa, etc.

 

Lávalo siempre que esté sucio

Quizás hayas oído alguna vez que cuanto más te laves el cabello, más se caerá, o más se ensuciará… Es falso. Lava tu cabello con los productos más adecuados siempre que lo consideres necesario.

 

Evita utilizar coletas o moños muy tirantes a diario

Si observas que la cantidad de cabello que pierdes es mayor, no utilices recogidos muy tirantes de forma habitual. Puedes llevar coleta o moño de vez en cuando, pero es aconsejable cambiar de peinado y no abusar de los recogidos muy tirantes que sí pueden provocar una caída del cabello, que se conoce como alopecia traccional.

 

Refuerza tu cabello con tratamientos específicos anti-caída

Si tu cabello es muy fino, está débil, se muestra quebradizo, y te preocupa su caída, utiliza tratamientos anti-caída. Champús, ampollas, nutricosmética, entre otras.

 

Extraños (y útiles) trucos naturales de belleza

Después de probar estos trucos naturales, sin duda, te harás fan.

Para la hinchazón, pepino o papa

Tanto el pepino como la papa tienen propiedades desinflamatorias y astringentes. Corta cualquiera de los dos en rodajas y aplícalas en el área afectada, como las ojeras o el enrojecimiento en los ojos.

Contra las ojeras, dos cucharas frías

Aplicar un poco de frío en las áreas inflamadas es un truco de belleza infalible.

Si estuviste llorando o despertaste como si hubieras tenido la desvelada de la vida, mete dos cucharas al refrigerador y déjalas enfriar por 15 minutos.

Retíralas y colócalas en la parte afectada, descansando cada 20-30 segundos.

Para cabello graso, limón y té negro

Olvídate del cabello extra pesado y grasoso, remedios naturales como el limón y el té negro, ambos excelentes astringentes, harán el trabajo por ti.

 

Mezcla jugo de medio limón y media taza de té negro y enjuaga tu cabello con la mezcla. Déjala por 1-3 minutos y retírala con agua tibia.