6 Elementos de un Blog empresarial exitoso

1. Pasión: Nada más difícil que leer un artículo aburrido o escrito por alguien que no tiene interés en lo que está escribiendo.  La pasión es algo que se nota cuándo uno lee.  Y esto no tiene nada que ver con el tema tratado.  Hay artículos muy interesantes sobre temas pesados y artículos fastidiosisimos sobre temas interesantes.

2. Vocación de Servicio: La diferencia fundamental entre un blog personal y un blog de compañía, es que el último tiene como objetivo lograr clientes para hacer crecer el negocio.

6 Elementos de un Blog empresarial exitoso

3. Personalidad: Dependiendo de los temas que vayas a tratar en tu blog, es muy probable que haya cientos o miles de sitios web que hablen de lo mismo. Muchas empresas o personas que toquen temas similares. Incluso muchos de ellos a lo mejor te sirven de inspiración cuándo estás investigando.  Pero lo que hace único tu blog es que tu eres el único con tus vivencias.

 

4. Foco: Para lograr el objetivo de tu blog es bueno definir y mantener un foco en los temas que tratas. La idea es que cualquier visitante que llegue a tu sitio tenga una idea de qué cosas puede encontrar. El foco puede estar basado en un grupo de personas (“Amantes de Perros“), o en un conjunto de temas (“Control de Peso“), o incluso una ubicación geográfica (“Lugares por descubrir en Panamá“).

6 Elementos de un Blog empresarial exitoso

 

5. Contenido Fresco: De acuerdo a mi experiencia esto es lo que más cuesta a la hora de mantener un blog.  Para que el blog sea exitoso debes publicar regularmente contenido de valor a tus visitantes.  He visto un montón de blog de compañías que crearon varios artículos hace 5 años y más nunca publican nada. Cada vez que publicas tienes algo nuevo que comunicarle a tus clientes y prospectos actuales.  Y cada vez que publicas los buscadores se dan cuenta y le agregan un valor a tus artículos por ser novedosos.

6. Buenos Títulos: Las personas que hacen revistas dicen que la portada tiene un sólo objetivo: hacer que el lector abra la revista. Lo mismo aplica para el título de tus artículos.  Son la puerta de entrada para que la gente lea el artículo que publicaste. Si el título no logra llamar la atención nadie va a leer tu artículo.